Redes sociales en tiempos de racismo #Opinión Martha Reyes

Comentarios Martha Reyes Rojas

Opinión

El triunfo de Donald Trump como presidente de Estados Unidos  generó casi  inmediatamente reacciones racistas que tomaron por sorpresa a las redes sociales, no pasaba ni un día cuando se comenzaron a presentar casos de xenofobia.  Uno de los vídeos que circuló en redes sociales y que logró  hacerse viral, fue el de los niños de la escuela de Michigan, que en el almuerzo escolar gritaban “Construyan el Muro”,  al tiempo de arrinconar a los  niños latinos de la escuela  que vivían esta penosa escena.

Al día siguiente el reconocido piloto mexicano Checo Pérez  respondía a un comentario de mal gusto de la cuenta de Twitter  de la compañía de lentes solares Hawkers, que lo patrocina: “Mexicanos, pónganse estos lentes para que no se les noten los ojos hinchados mañana en la construcción del muro”. La respuesta del conductor  fue contundente: “Que mal comentario, hoy mismo acabo mi relación con @HawkersMX, nunca voy a dejar que nadie se burle de mi País! #MexicoUnido”.

Estos son sólo dos ejemplos que dan muestra de reacciones xenofóbicas que creíamos extintas y que comenzaron hacerse presentes en las redes sociales, todo indica que estos sentimientos de odio  nunca se fueron, sólo se escondieron y  en su resurgimiento las redes sociales se convierten en el espacio perfecto para atacar y lastimar.

La violencia está creciendo en estos espacios virtuales, recientemente  el ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, pidió a Twitter, Facebook y Youtube eliminar cualquier contenido de racismo que se presente en estos espacios. Y es que según el funcionario Alemán, estas redes sociales no están respondiendo rápidamente al creciente número de comentarios racistas, incluso advirtió que en caso de no mejorar la cooperación el gobierno de Berlín tomará medidas legales. Según datos del alemán, el incremento de los “delitos de odio” en Internet crecieron 176% en 2015

Estos antecedentes  xenofóbicos en Internet  podrían aumentar  con la llegada de Trump a la presidencia del país más poderoso del mundo, de ser así,  los propietarios de las redes sociales deberán prender los focos rojos para verdaderamente frenar este tipo de vídeos, comentarios, fotografías, memes, etc. que podrían contribuir a generar un ambiente incómodo y agresivo, capaz de impactar en una sociedad que enfrenta cambios muy drásticos.

Las redes sociales se han convertido en una herramienta importantísima para los gobiernos y si el presidente electo  no inicia el freno al racismo en estos espacios por considerarlo “poco peligroso” y los CEOs de las redes sociales no toman las restricciones apropiadas, estamos frente al inicio de un caos social provocado por el racismo y sentimientos de odio que se habían extinguido por muchos años y que ahora resurgen. Los propietarios de las redes sociales al parecer son claves para mantener la paz, ahora tienen que evitar el bullying, escenas sexuales y  violentas,  lo nuevo, el crecimiento de comentarios racistas. ¿Será suficiente su tecnología y su disposición para enfrentar la xenofobia? Esperemos que sí, pues al parecer ellos son clave para frenar esta ola violenta que se avecina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *