Reunión entre el Papa Francisco y Stephen Hawking

Comentarios

Noticias

 

El científico británico Stephen Hawking y el Papa Francisco tuvieron hoy un encuentro en el Vaticano; días después de que el astrofísico británico asegurará que preguntarse sobre “qué había antes del Big Bang” carece de sentido, debido a que “es como cuestionarse qué hay al sur del Polo Sur”.

Poco común y cordial el encuentro entre los dos carismáticos representantes mundiales de la fe católica – Francisco – y de la razón basada en el conocimiento científico – Hawking – y, al mismo tiempo, ubicados en la antípoda de la idea de Dios.

Por ende, el Big-Bang es una teoría aceptada en el mundo académico y que trasciende en la formación de las galaxias y los planetas. Aún no hay respuesta que convenza sobre qué pasó antes de la explosión, qué provocó ese estallido y entonces cuál es la razón de la existencia sin embargo existe una lógica. “El mensaje de la ciencia es que somos hijos de una lógica y no del caos”, dijo el físico nuclear italiano Antonino Zichichi y colega de Hawking a Radio Vaticano.

El Papa Francisco y el Big-Bag

De ahí, el Big-Bang es un acto de amor de Dios, según el Papa Francisco que en octubre de 2014 en un discurso a la Plenaria de la Academia de las Ciencias no mordió la ´manzana´ de la discordia entre religión y ciencia.

Asimismo, considera que la Ciencia con sus descubrimientos no niega la existencia de Dios, al contrario, la evolución hace parte del diseño de Dios para su creación. Así, el “Big-Bang no contradice la intervención de un Creador divino”.

“Y así la creación ha proseguido su marcha por siglos y siglos, milenios y milenios hasta que se ha convertido en lo que hoy conocemos; exactamente porque Dios no es un mago sino el Creador que da el ser a todas las cosas.

El inicio del mundo no es obra del caos que debe a otro su origen, sino que se deriva directamente de un Principio supremo que crea por amor.

El Big-Bang, que hoy se sitúa en el origen del mundo, no contradice la intervención de un creador divino, al contrario, la requiere. La evolución de la naturaleza no contrasta con la noción de creación, porque la evolución presupone la creación de los seres que evolucionan”, constató Francisco.

 El milagro de la vida en Hawking

Por su parte, Stephen Hawking uno de las científico más respetados del mundo, en 2010, en el libro El gran diseño, afirma que el universo surgió de manera espontánea y que detrás está la física y sus leyes, prescindiendo de Dios para explicar el origen de la vida.

En su libro, el famoso astrofísico y cosmólogo abiertamente se define ateo y considera que la religión cree en los milagros, en contrasto con el método científico. “No hay ningún Dios”, insiste.

No obstante, Hawking representa un milagro para la ciencia. Pues, inexplicablemente sobrevive aún hoy a los 73 años después de que le diagnosticaran a los 21 años la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad degenerativa que provoca una parálisis muscular.

El dictamen médico era que no duraría entre dos o tres años de vida. Hawking en cambio se ha casado, ha tenido hijos y viaja por el mundo para dar sus conferencias. Actualmente puede mover los ojos y las mejillas las que le permiten controlar un computador para comunicar a través de un sintetizador de voz. Con acento robótico insiste en que la ciencia explicará el principio de la vida.

Fuente: http://es.aleteia.org/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *