Desarrollan plantillas para orientar a débiles visuales

Comentarios

Noticias

 

Redacción Geeks

 

La universidad Panamericana (UP) Campus Bonaterra, en Aguascalientes, a través de la Facultad de Ingeniería patentó unas plantillas para zapatos con vibración, para reducir las limitaciones que enfrentan diariamente las personas con debilidad visual.

El investigador Ramiro Velázquez Guerrero, miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigaciones del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) explicó que la plantilla que se inserta en los zapatos está dotada con un dispositivo que incorpora motores de vibración, los cuales a través del sistema de posicionamiento (GPS) recibe señales de geolocalización y las renvía como una señal de vibración a la planta de pie.

El investigador explicó que las indicaciones enviadas por el GPS deben ser traducidas en vibraciones y no mediante la voz y es debido a que las personas débiles visuales no pueden obstruir su sistema auditivo, ya que es fundamental para facilitar su movilidad y estar alerta a través de sonidos ambientales.

01 caminando 01 plantilla

De esa manera las personas con debilidad visual podrán saber si deben caminar hacia delante, hacia atrás, cambiar de sentido o hacia la derecha o izquierda. Velázquez Guerrero también detalló que las personas invidentes tienen dos medios de locomoción cómo el bastón y el perro lazarillo, y las plantillas no buscan sustituir a ninguno, sino complementarlos.

Agregó que las investigaciones a su mando consisten en dos líneas, estas son los sistemas mecatrónicos de asistencia a discapacidades físicas, y el diseño e implementación de dichos sistemas mecatrónicos o computacionales que ayuden a personas con alguna discapacidad física a insertarse socialmente con una vida productiva e independiente, añadió que en el caso de las plantillas de vibración es mediante la tecnología del reconocimiento de patrones que se busca lograr resultados en beneficio de este sector de la población.

Finalmente Velázquez Guerrero reiteró que el reto, más allá de tener una patente, es poder lograr ver estas investigaciones y prototipos desarrollados, comercializados, es decir, ponerlos en el mercado y que personas con estas necesidades logren beneficiarse.

Fuente: Conacyt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *